viernes, 24 de abril de 2015

Bajo el suelo palentino, cuando la tierra habla.



En esta ocasión de nuevo mostramos a todos los lectores una parte más de nuestra historia olvidada y seguro que desconocida para la mayoría de nosotros. No se desvelará el lugar donde se han realizado estas fotografías, pero como siempre, cuando observamos restos de nuestro pasado, los mismos son capaces de contarnos una historia que ni siquiera el paso de siglos puede ocultar. En esta ocasión mostramos una serie de fotografías que en un principio pueden parecer simples cuevas, juzguen ustedes mismos lo que aparece en las siguientes imágenes:










A simple vista lo que observamos son cuevas excavadas directamente sobre el terreno, pero como siempre, hay que mirar con mayor profundidad y sobre todo fijar la atención en aquellos detalles que pueden pasar desapercibidos a simple vista. Y esta vez en primer lugar nos fijamos en el acabado de sus paredes en aquellas zonas donde aún se aprecia su recubrimiento original, y se observa que el mismo parece estar lavado de tal manera que presenta un aspecto como de pulido, lo cual nos da una pista sobre que esas cuevas fueron realizadas con un propósito especial, ya que sino no se hubieran molestado en dar ese acabado final.


La altura de las mismas es baja, la justa para que una persona de mediana estatura pueda permanecer de pie en su interior. Aunque alguna de sus zonas se ha derrumbado, por fortuna la mayoría sigue en pie y llama enseguida la atención su distribución interna. La misma es muy llamativa porque en una de sus galerías  de sección rectangular, a ambos lados de la misma, hay una elevación de pequeña altura, la altura necesaria para que una persona pueda sentarse con comodidad y contemplar la entrada del sol por su apertura final.


Pero eso no es lo que más llama la atención, sino que en otras de sus galerías  se observan dos columnas incompletas de las que sólo existe su base y su parte superior anclada a su techo oponiéndose a la fuerza de la gravedad.



Algo así no puede haber sido hecho sin un propósito concreto, tales motivos geométricos deben tener alguna finalidad.
Si continuamos observando su interior, nos encontramos con una serie de habitáculos semicirculares o rectangulares de pequeñas dimensiones, algunos con aperturas por las que sólo puede entrar una persona, distribuidos de una manera muy especial. Junto a cada uno de esos habitáculos, en su zona anterior, justo al lado de su entrada, se encuentran unas pequeñas hornacinas, algo que comienza a dar mucho más que pensar, y que uniéndolo a su pequeño tamaño hace pensar en la posibilidad de que se traten de emplazamientos funerarios. 



Aquí se aprecian tres habitáculos contiguos en forma circular, con sus tres correspondientes hornacinas también esta vez circulares:


 La forma circular de estas hornacinas es idéntica a las que se encuentran en la cueva llamada "Sala de los Moros" en Logroño:

Cueva "Sala de los Moros" (Logroño) - Fuente de la imagen: http://trasloscaminos.blogspot.com.es/2012/02/coronilla-y-pico-del-aguila.html

Aquí se observa otra hornacina de nuevo junto a un pequeño habitáculo en su parte inferior, esta vez rectangular:




En este caso de nuevo nos encontramos con una antesala que nos lleva hasta una sala interior desde la cual se accede a dos nuevos habitáculos funerarios. En esta ocasión en lugar de existir dos hornacinas de menor tamaño junto a ellos existe una mayor de forma rectangular situada sobre los mismos.



Todo parece estar diseñado estratégicamente para una finalidad en concreto.
Y como siempre sucede las cosas tienen explicación, nada está allí por estar, la galería con bancos corridos en sus laterales correspondería a la galería principal donde se realizaría algún tipo de ritual coincidiendo con los momentos precisos en los que el sol ilumina su interior. El resto de galerías no son más que enterramientos funerarios muy similares a los que han aparecido en otras zonas de España, como es el conjunto funerario romano del siglo I encontrado en Carmona (Sevilla) que aparece en las siguientes fotografías:

En esta primera fotografía observamos la "Tumba de los cuatro departamentos" donde se observan bancos en los laterales de la misma:
Tumba de los cuatro departamentos, Carmona (Sevilla)- Fuente de la imagen: http://agrega.educacion.es

 En esta segunda imagen de nuevo de Carmona se observan tres departamentos de menor tamaño pero muy similares a los de nuestra cueva:

Fuente de la imagen: http://culturadesevilla.blogspot.com.es/2011/04/cultura-en-la-provincia-de-sevilla.html


La similitud entre ambos conjuntos funerarios salta a la vista, pero hay que destacar que el acabado del conjunto romano de Carmona es mucho más fino, más logrado, mientras que el que aparece en estas cuevas es mucho más irregular, más primitivo por decirlo así, por lo cual su antigüedad podría ser mayor al del conjunto funerario de Carmona.

Esta es una muestra más de la gran riqueza histórica y cultural que poseemos y que por desgracia ha permanecido olvidada durante muchísimo tiempo y la evidencia de que Palencia está a la altura de otras muchas provincias españolas. Tan sólo debemos comenzar a valorar lo que tenemos, cuidarlo y conservarlo, y junto a ello e igual de importante es darlo a conocer, y entre todos podemos hacerlo.

2 comentarios: